Alergias en los centros educativos

ImageServletLas alergias a alimentos y al látex son una de las grandes preocupaciones de los padres en la actualidad, especialmente cuando sus hijos acuden a los centros educativos.

Desde el AMPA somos conscientes de la importancia de que todos tomemos conciencia de la importancia de que los niños alérgicos no corran ningún peligro al exponerse a productos que les puedan crear reacción. Por ello os adjuntamos la Guía informativa: alergia a alimentos y/o al látex en los centros educativos. Escolarización segura, un documento realizado por el Ministerio de Educación sobre el que nos ha querido llamar la atención uno de nuestros socios con el fin de que toda la comunidad educativa conozcamos la problemática de los alumnos alérgicos y actuemos de la forma más responsable para hacer de nuestro colegio un entorno sin riesgos para los alérgicos.

Pinchando en la imagen podéis descargaros el documento, del que queremos hacer hincapié en varias reflexiones:

– La alergia es, sin embargo, una reacción inmune cuyos efectos se vuelven dañinos contra nosotros mismos, causando unos síntomas que son de alarma y defensa, pero al mismo tiempo son molestos, peligrosos y potencialmente mortales para quien los sufre.

– La presencia de un alumno con alergia a alimentos y/o al látex en el centro educativo requiere la necesidad de establecer medidas de atención especial que garanticen su control y seguridad, para ello es necesaria una estrecha coordinación entre todos los miembros de la comunidad educativa (familias, docentes, alumnado y personal no docente, así como
personal sanitario si lo hubiere) así como el entorno social (…).

– Todos los miembros de la comunidad educativa, personal docente y no docente y familias, trabajarán de forma coordinada en el diseño de un entorno seguro y saludable en el centro escolar, de manera que este perfil de alumnado no sea excluido de ninguna actividad, teniendo en cuenta no solo la protección de la salud física del menor, sino también su bienestar psicoemocional, que también repercute tanto en el desarrollo de su personalidad como en su rendimiento escolar.

– La atención educativa al niño alérgico se regirá por el principio de integración y no discriminación, asegurando, en todo momento, su participación segura en todas las actividades del centro, sin que su alergia sea motivo de exclusión.
– Es importante considerar a este alumno, no como un niño enfermo, sino como un niño. Un niño que tiene alergia alimentaria y/o al látex.
– Debemos adoptar una actitud positiva ante la escolarización de estos niños, de manera que podamos contribuir a su adecuado desarrollo educativo, personal y emocional.

– Es importante informar a los compañeros de la alergia del niño, y de cómo deben actuar para no provocar una reacción. De la misma manera, y siempre con la autorización de los padres, es conveniente informar al resto de familias de la clase.

– Es importante invertir tiempo y esfuerzo en la tarea de informar y sensibilizar al claustro.

– Conviene informar a la asociación de madres y padres de esta temática.